Cada año las empresas revisan sus resultados y las estrategias llevadas a cabo, para tratar de mejorar el rendimiento en el siguiente ejercicio. Para muchos negocios, esta revisión implica darse cuenta de que se están quedando atrás en lo que se refiere a su presencia e imagen online. Ante eso solo queda pasar a la acción, ya que nunca es demasiado pronto para comenzar con una estrategia de Inbound Marketing, pero ¿merece la pena para tu tipo de negocio?

Aquí tienes cinco motivos para comenzar una estrategia de Inbound Marketing:

Tu estrategia de marketing no está dando resultados

El consumidor actual es activo. Esto quiere decir que él mismo busca información antes de comprar algo o contratar un servicio. Pero hay algo que no ha cambiado desde hace siglos, el consumidor quiere comprar en sitios de confianza. Por lo tanto, cuando llega el momento de tomar la decisión de compra, la mayoría de los consumidores suelen optar por aquellos vendedores que ya conocen de la fase de obtención de información.

Debido a esto acciones de marketing tradicionales como la simple contratación de anuncios en lugares prominentes no son suficientes.

Si tu campaña de marketing no está dando resultado, seguramente necesites dar un paso más y ofrecer valor real a tus consumidores. Lo cual es consigue con el Inbound Marketing.

Tu web no aparece en los resultados de búsqueda

La fase de información de la que hablábamos anteriormente se realiza con una herramienta clave que es internet. Y a día de hoy tanto en España como Portugal, podríamos sustituir la palabra internet por Google.

Si tu web no aparece en los primeros resultados de Google en las palabras clave que te interesan, necesitas mejorar tu posicionamiento.
El Inbound Marketing es la mejor estrategia a largo plazo para mejorar el posicionamiento de una web, pues se basa en dar valor a los usuarios que es exactamente lo que quiere promocionar Google.

Necesitas demostrar a tus clientes que eres un experto

Hay ciertos negocios en los que posicionarse como experto en la materia marca la diferencia. Esto es precisamente lo que puedes conseguir con una estrategia de Inbound Marketing.
Creando y publicando contenidos en tu web que informen a los usuarios, conseguirás que te vean como un experto, de hecho se lo estarás demostrando cuando resuelvas sus dudas y necesidades de información.

Los clientes potenciales no se transforman en ventas

Si ya estás invirtiendo en marketing, pero los visitantes de tu web no llegan a realizar compras, el Inbound Marketing puede ayudarte a mejorar el problema. ¿Cómo? Simplemente publicando contenidos de calidad que por su temática dirijan a tu web a personas que probablemente estén interesadas en tus servicios.

Los clientes fieles son el camino al éxito

Con el Inbound Marketing la relación con tus clientes no acaba con la venta. El objetivo es que tus clientes vuelvan a tu web a informarse sobre un tema que les interesa, de hecho ya te han comprado al menos una vez. De este modo cuando vuelvan a tener una necesidad comprar en tu web, será una acción natural.